Cabeceros de Cama de 180 y 190, Para Camas Grandes

Decorar es una de las tareas favoritas de las personas para hacer en casa, pues es una excelente manera de darle un lavado de cara, una renovación a los espacios, sin tener que gastar mucho dinero.

Sin embargo, se ha esparcido la idea equivocada de que decorar en casa significa reemplazar todos los elementos de las habitaciones, lo que se traduce en altos costos de dinero. Esto no es así, pues en ocasiones, puedes realizar decoraciones simplemente utilizando productos que ya tengas en casa, pero dándoles un nuevo propósito.

Dentro de todos los elementos con los que puedes adornar, existe uno que resulta sumamente sencillo de lograr, pero que, a su vez, es uno de los que nos ofrece mayores beneficios: hablamos de la cama.

La mejor forma de darle un nuevo look a nuestra cama, es utilizando cabeceros, los cuales son sencillos de elaborar y también nos ofrece un panorama de ideas muy amplio. No obstante, uno de los factores determinantes que debemos tener presentes en todo momento, es el tamaño de la cama.

Por esta razón, hemos preparado este artículo en el cual nos enfocaremos en los cabeceros de cama de 180 y 190 cm, los cuales son algunos de los más frecuentes de tener en casa. Durante las próximas líneas, abordaremos ideas que pueden serte de mucha utilidad.

Cabeceros de cama 190

Para comenzar, nos enfocaremos en los cabeceros de cama de 190 cm, el cual es la cifra más grande de las que trataremos en esta ocasión.

190 centímetros nos ofrecen una gran variedad de ideas para cabeceros de cama, aunque lo primero será determinar los materiales para la misma. Algunos de los más populares son la madera y la forja.

En cuanto a los cabeceros de cama de 190 cm de madera, te sugerimos uno de tipo colgante, el cual también actuará como una especie de mesa de noche, sobre la cual podrás colocar tu libro, si eres de los que le apasiona leer, o tu dispositivo móvil luego de usarlo.

Para elaborar un cabecero de cama de 190 cm de madera colgante, simplemente debes pegar la estructura a la pared, dejando un espacio entre esta y el colchón. Esto debido a que luego usarás otro elemento para darle una apariencia mucho más uniforme y bonita.

Luego de que hayas pegado la madera a la pared, lo siguiente será que emplees cojines o una cortina artística, para darle una apariencia mucho más bonita. Si decides optar por esta última, puedes escribir muchos mensajes positivos sobre la misma, de forma que todos los días cuando despiertes, los leas y renueves tus fuerzas. Además, la mejor manera de comenzar el día es con buenas vibras.

Como ves, es algo sencillo de preparar, y no te tomará mucho tiempo ni dinero.

Cabeceros de cama 190 para niños

En el punto anterior nos enfocamos en cabeceros de cama 190 cm para adultos, pero ahora lo haremos para los más pequeños de la casa.

Una excelente idea que te podemos sugerir, es que utilices un cabecero de cama 190 de forja con pizarra incluida.

Tal vez te suene descabellado, pero no lo es, pues uno de los beneficios que nos ofrecen las cabeceras de forja, es que pueden venir con distintos diseños especiales, y uno de ellos, es incluir una especie de pizarra para niños. De esta forma, los pequeños podrán desarrollar sus dotes artísticos desde la comodidad de su cama. Además, por lo general no requieren del uso de marcadores tóxicos, lo que hace que sea mucho más placentero para ellos.

Con esta idea de cabeceros de cama 190 para niños de forja con pizarra incluida, tus pequeños podrán realizar sesiones de dibujo antes de dormir y al despertarse, de forma que poco a poco irán construyendo y desarrollando su lado creativo y artístico.

Además, contrario a lo que puedas pensar, este tipo de cabeceros de cama no son costosos, sino bastante económicos. Así que, si estás buscando ideas para cambiar el cabecero de la habitación de tus pequeños, esta es una excelente alternativa que puedes tener presente.

Cabeceros de cama 180

Ahora es el turno de los cabeceros de cama 180 cm, los cuales, al ser más pequeños, nos ofrece una gran variedad de posibilidades.

Por lo general, y aunque esto va a depender de ti, una de las mejores ideas para cabeceros de cama 180 es la forja, pues la cantidad de diseños que estos nos ofrecen son muy atractivos.

Cuando eliges la forja como material para los cabeceros de cama, puedes decidir entre diseños o estilos de flores, tribales, y algunos más elaborados. Además. Si no lo sabías, este elemento es tan antiguo que nuestros antepasados los solían utilizar, debido a su increíble resistencia y durabilidad.

Sin embargo, sino deseas optar por la forja, y quieres ahorrar dinero lo más que puedas, entonces deberías optar por los cabeceros de cama de tablas de madera, los cuales son artísticos.

Es muy probable que tengas en casa algunas tablas de madera que ya no uses, o si no es así, entonces debes acudir a algún conocido o compañía que suela trabajar con ellas para que te regalen algunas.

Una vez tengas las tablas de madera, deberás pegarlas en la pared de forma vertical. Esto le dará un estilo rural a tu habitación. Y si lo prefieres, puedes pintarlas también. Un color muy famoso es el blanco, pues representa la pureza, paz y serenidad, elementos que queremos tener presentes en el dormitorio.

Y si te lo estabas preguntando, también debes saber que estos cabeceros de cama de tabla de madera de 180 cm, los puedes emplear en la habitación de los niños. Pero en esta ocasión, puedes pintarlas de blanco, para que posteriormente, tus pequeños realicen trazos artísticos personalizándolas aún más.

Esta es una idea muy tierna y bonita, pues consiste en pintar las tablas de blanco, para que luego, tus pequeños, mojen sus manos en pintura y las peguen en el lienzo, dándole un toque lleno de arte.